14 marzo, 2012

Filosofía.

Estamos sentados en la playa, una tarde de verano frente al mar. Ya no hace tanto calor y el sol comienza a esconderse por el horizonte. Aparentemente no estamos haciendo nada, nuestra mirada vaga perdida mar adentro sin ninguna expresión concreta. Para un observador que nos mira desde el paseo marítimo, nuestra inactividad contrasta con los chicos y chicas que juegan al voleibol, con los niños que hacen castillos de arena o con el anciano que pasea un perro por la orilla.
Concentrados en nuestros problemas nos hemos aislado del mundo exterior y somos completamente ajenos a él. Por nuestra mente fluyen numerosos pensamientos, dudas, creencias, deseos y sentimientos...; estamos absortos en nuestro problema y unos pensamientos se encadenan con otros o los sustituyen momentáneamente.
http://www.youtube.com/watch?v=JxZcFArCeKs 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.