06 agosto, 2013

Se me olvidó respirar.

La boca seca por el dolor. Todavía no me lo creo. Cada palmo de mi ser lleno de incredulidad, de dolor, de desesperación, de llanto.
Gracias por todo lo que has creado, lo que has hecho, lo que has continuado, lo que has conseguido y lo que has intentado.
Te quiero abuelito. 
Tú te has ganado la eternidad. Hasta siempre.

01 agosto, 2013

Deberían ser eternos.

Llevo meses callándome  un montón de cosas. Quizás lleve años aguantando, ya que la noción del tiempo la perdí hace mucho.
Me he portado como una estúpida en muchos momentos, muchos habéis aguantado sin saber nada, otros habéis decidido cortar por lo sano, otra veces he decidido cortar yo.

Llevo años intentando prepararme para un golpe duro, para una muerte, ¿y sabéis? A pesar de que lo veía venir, de saber que tenía que pasar lo que está pasando, nunca he conseguido superarlo ni en mi imaginación.
Aunque quiera creerme que soy de piedra, aunque sea eso lo que parece, soy frágil, soy débil, no soy capaz de afrontar algo así.
Son tantos años los que llevo llorando por una persona que se fue, que aún no soy capaz de mirar sus fotos sin derramar una lágrima detrás de otra. Y ahora esto.
La naturaleza no debería permitir que una persona se diese cuenta de que se está muriendo, la naturaleza no debería permitir que una persona sufriera por una enfermedad ni por cientos de ellas.
Es cierto que cuando una persona se muere, cuando se va para siempre, deja un vacío existencial que no somos capaces de afrontar. No somos capaces de hacernos a la idea de que hay alguien a quien ya no vamos a ver, abrazar, besar, escuchar, ayudar, nunca más.


Los abuelos deberían ser eternos, no cabe duda, pero obviamente eso nunca ocurre, por eso siempre nos quedan sus enseñanzas, sus historias, sus recuerdos, sus fotografías.

De pequeña creía que era la única que tenía dos abuelos y dos abuelas. Me resultaba raro, especial, hasta que por fin comprendí que eran los padres y madres de mi padre y de mi madre. Yo he tenido que criarme sin mis dos abuelas y sin uno de mis abuelos, se fueron cuando yo era muy pequeña, no recuerdo nada, sólo sé lo que me cuentan mis padres y lo que veo en las fotos. Y ver y vivir lo que está pasando ahora, me duele, mucho, me deshace.
Hace años no me dejaron ir a ver a una persona al hospital, estaba muy mal, no querían que la viera así y desde el primer momento en el que me enteré que se había ido para siempre no pude perdonarme el no haber ido a verla fuese cual fuese su aspecto, y aún no me he perdonado no haberle dado un último beso, un último abrazo, un último adiós, por eso, aunque ahora tampoco me dejen ir a ver a mi abuelo, voy a ir, porque si no voy tampoco podría perdonármelo.

Llamadme estúpida, pero es así como me siento y como lo siento.
Incluso cuando no estés, te voy a seguir queriendo, porque te has ganado a pulso ser eterno.

18 julio, 2013

Sabes mi nombre, no mi historia.

Creéis que tenéis una mínima idea de lo que he estado pasando desde septiembre, pero no.
¿Y sabéis porque no me gusta hablar de mí así como así con los demás? Porque hay cosas que no tienen arreglo, hay cosas que es mejor callarse porque sabemos de sobra que una palmadita en la espalda y un "lo siento" o un "no te preocupes, va a ir todo bien" no sirven de nada, porque para crearte falsas esperanzas con las palabras de otros siempre hay tiempo. Lo que me pasa a mí se puede dividir en dos, una mitad puede tener solución, la otra no la tiene. El tiempo es el único que puede poner fin a esto. Y sinceramente después de todo, no quiero nada vuestro, ni vuestra compasión, ni vuestros falsos abrazos de "aquí estoy, para lo que necesites". La desconfianza ha echado raíces en mí.


Cuando alguien me echa en cara que he cometido un error, yo sonrío y asiento, porque sé que lo he cometido, pero la otra persona no sabe lo que hay detrás de cada error.
Cada paso, cada error, cada acierto, lleva detrás nuestra historia y nuestra historia se crea con cada movimiento, con cada pensamiento, con cada intención, con cada circunstancia.
Quien no la haya cagado ni una sola vez en su vida, que no venga a echarme nada en cara.
Por favor, cerrad la boca porque hay errores que ya pesan bastante.

Adiós, hasta nunca.

23 mayo, 2013

El dinero.

El dinero, ese infame enemigo que se aloja en nuestras vidas.
Vive en nuestras carteras sin dar un ruido,
sabiendo que a medida que él crece, nosotros somos destruidos.
Queremos creer que el dinero es bueno,
pero él mismo nos hace la soga y nos ahoga.
Nos asfixia no tenerlo y tenerlo nos sube el ego,
del "no puedo" al "porque puedo".
Es triste ver como el querer no es poder,
sino que el poder adquisitivo es querer.

21 mayo, 2013

Futuro, presente, la cuestión es ser inteligente.

Pienso en futuro, actúo en presente.
ahora sé decir quien miente.
Me he pasado la vida mirando a los ojos a la serpiente,
a estas alturas no hay quién me tiente.
Ni teniente, ni general,
aquí el cargo da igual,
se guían por la maldad que guardas.

No pierdas.

No pierdas las ganas de vivir, sé como el ave Fénix.
No te vayas sin mí,
quédate aquí, ¿qué haré sin ti?
Eres un ídolo para mí,
un modelo a seguir.
Te sientes joven y te envidian,
pero el día ya no amanece.
Te estás yendo, quieren llevarte,
pero sabes resistirte.
Quiero verte,
si no te veo no me lo perdonaré.
No puedo culparme, es ley de vida,
nadie que fuese fácil, sólo un camino de ida.

06 mayo, 2013

Ríete ahora, ya llorarás.

Ríete incrédula, ya llorarás
cuando tengas a esa persona más lejos que los demás.
Esto se acaba, no te fías
y no te avisan de lo que ocurre y desconfías.
Ya no crees ninguna de sus palabras, sólo quieres abrir las alas y volar lejos de aquí.

Vuela querida, inténtalo,
pero no vuelvas.
Aquí hay demasiado para ti,
yo afrontaré lo que sea para que no te toque sufrir.

Ríete incrédula, ya llorarás
cuando te des cuenta que se está muriendo y es verdad.
Y ahora dime, ¿dónde está la veracidad de tus palabras?
Ocultas la verdad para no dañar estas ilusiones,
ocultas la verdad para no verme llorar.

Dime la verdad, si me entero después no esperes que te perdone.
He aguantado demasiado,
pues si a la vida hay que echarle ganas, yo le eché el doble.
¿Sirvió para algo? Juzga tú mismo.

30 abril, 2013

Grita, que no puedan ignorarte.

De lo efímero y feroz nace nuestra voz.
Grita alto, aún no te han oído
sólo escuchan a su ego y a su odio.
El tiempo nos corrompe, ya no somos inocentes,
somos egoístas, prepotentes.
Las situaciones nos moldean,
ya ni los vecinos se saludan.
Nos hemos convertido en frío,
nos hemos congelado, nos hemos convertido en lo temido.
¿Dónde está la cercanía?
Si ya no ves ni a tu familia.
No somos más que la cara demacrada de esta sociedad que hemos creado.

28 abril, 2013

Busca el fin y obtén los medios.

¿Qué hacemos cuando una vida se acaba?
Nos atamos a los huesos, a los besos no dados, a los abrazos avergonzados.
Dios ha muerto, está putrefacto, ya no te une ningún lazo al cielo.
Disfruta lo de hoy; mañana estarás muerto y te darán de lado.
La relatividad de la vida, su efimeridad, nos vuelve locos poco a poco.
Porque no hay nada seguro, porque la eternidad se muere.

Tú te mueres y no te aferras a la vida, te aferras a su fin,
a una creencia llena de inseguridad.
Te aferras a la seguridad que esto va a acabar,
pero no piensas en que puedes disfrutar,
más o menos, mejor o peor,
puedes aprender y enseñar que aunque la vida se acabe,
se puede ser fiel a ella y no a una creencia con límites.
Porque es cierto que es seguro que se va a acabar,
pero también es seguro que podemos disfrutar.

Lo efímero.

Vivimos de lo efímero.
Vivimos del amor, vivimos del tiempo.
Vivimos de la vida que nos mata.
Vivimos de lo que no existe.

No vivimos, no sentimos, no existimos.
Lo efímero nos corroe, lo efímero nos mata, lo efímero nos destruye.
El tiempo corre, huye, se desata.
Vivimos lo efímero como algo intenso, algo que nos cala, algo de que deja huella.

¿Tomamos nota de lo efímero o sólo lo vivimos?
Si el tiempo no existe, lo efímero tampoco.
Cada momento rodea a la existencia del tiempo.
Si él no existe no hay forma de medir cuánto dura ese momento que nos hace sonreír.

Has vivido el tiempo, has vivido lo efímero, has vivido un cuento,
pero cuéntame si disfrutaste el momento.
Vívelo, no lo midas.
Imagina.
Porque un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido.

Ni lo uno, ni lo otro.

Que aquí paz y después gloria.
Que si te he visto, no me acuerdo.
Que no hay cordura sin locura.
Que no hay luz en la habitación que está oscura.
Que no está siempre presente.
Que las ganas se rompen con más ganas.
Que no hay énfasis en este juego.
Que la vida es la síntesis de los momentos.
Que no hay nada malo sin nada bueno.
Que no hay nosotros, que no hay "para siempre", que no hay infinito que nos junte.
Que cada uno por su camino, que si nos encontramos nos saludaremos a lo lejos.
Que no hay nada que hacer.
Que somos tú y yo, que no somos nosotros.

22 abril, 2013

El tiempo no perdona.

No entiendo nada. Mi al rededor está loco.

Por tus venas ya no corre sangre, ahora corre arena.
Cada grano al pasar hace daño, como cada pérdida, como cada año.
El tiempo gana y tú pierdes, el tiempo pasa y tú te mueres.
El tiempo es relativo. El tiempo existe porque queremos, queremos ser libres y vivimos atados al reloj.
Llegar tarde nos supone cientos de problemas, legar temprano, una larga espera.
El tiempo gana y tú pierdes, el tiempo pasa y tú te mueres.
Tus venas antes tenían arena, ahora no tienen nada a pesar de cada batalla ganada.
el tiempo pasa y no perdona, el tiempo si es suficiente nos aleja, el tiempo si es demasiado nos olvida.
El tiempo gana y tú pierdes, el tiempo pasa y tú te mueres.
Has malgastado el tiempo y, has llegado tarde por conseguir todo lo que tienes y ahora no lo quieres.
Lo que has perdido lo echas de menos y el no el tiempo no vuelve.
Y ahora con tus venas de cobre vacías piensa en el tiempo que ha pasado, en el que no vuelve, en el que has malgastado.

05 abril, 2013

Defectos.

¿Tienes defectos? Yo también.
Antes era un "todos mis defectos son perfectos", después pasó a "soy un defecto, no tengo nada bueno". Pero, ¿y ahora?
Ahora es "tengo muchos defectos, dependiendo de quién los mire pueden ser más o menos, pero son los que definen mi forma de ser. Mis defectos son lo que soy".
Siempre digo mis defectos, si tengo virtudes ni las menciono. Si me aceptan, quiero que me acepten con mis defectos; mis virtudes son secundarias. Lo malo siempre son los defectos, si te aceptan con ellos es porque les importas tú y no tus defectos, porque los consideran secundarios.

31 enero, 2013

El tiempo corre.

Decide, o lo primero o lo segundo. O conmigo o sin mí.
¿Has decidido ya? ¿No? Pues yo me voy; ya has tenido bastante tiempo para pensártelo. Si vuelvo no seré la misma, porque juro que voy a cambiar, que no voy a volver a esperar, el que quiera venir conmigo que se venga a la primera. No hay tiempo para pensar, después buscaremos un hueco para arrepentirnos, mientras tanto disfrutemos del camino, que no es corto.

Tic-tac, tic-tac, ¿vas a venir?

09 enero, 2013

¿No has llorado nunca?

"Cuando crees que ya nada volverá a ser lo mismo y que tus sonrisas van cogiendo polvo en las estanterías del olvido, cuando ves que la nostalgia deja resbalar viejas melodías sobre la otra orilla de una lágrima, cuando una canción se convierte en canto fúnebre de lo perdido y el silencio es tan atronador que quiebra tu alma en trozos de melancolía. Si sabes esperar  sin la urgencia con la que serviste los sueños al llegar es cuando aprendes que el fracaso comienza cuando cesa el esfuerzo. Que hay que criticar mirando a los ojos y elogiar por la espalda, es por fin cuando comprendes que las pérdidas pueden ser ganancias, y que nada ni nadie podrá impedir que te pongas en pie y escupas a la cara a la muerte".
Mägo de Oz.

Espero que el dolor te haga el amor mejor que yo.
Se ha producido un error en este gadget.