29 marzo, 2012

Especial dedicación.

Es lo único que nos queda, esperar y recordar. Yo te quiero muchísimo, lo tengo claro, por eso me cuesta no hablar contigo un sólo día, me cuesta sólo imaginar que hasta junio las fotos serán mi único referente.

-Y yo estoy enamorado de ella.
+¿Qué dices?
-Estoy enamorado de ella  y me la voy a llevar esta noche.
+¿Cómo?
-Creo que ya me has oído.
+No te la llevarás a ninguna parte. ¿A que viene esto? ¿No teníamos un acuerdo?
-Lo siento.
+Ella es mi hija, le espera una vida maravillosa, vas a privarla de ella ¿y me dices que lo sientes? Lo lamento pero no acepto tus disculpas.
-Me da igual, la quiero.
+Para ti es perfecto, tomar todo lo que quieres porque te apetece, eso no es amor.
-¿Qué es?
+Un capricho vano que por el momento pretendes concederte, pero falta lo primordial...
-¿Que es qué?
+Confianza, responsabilidad, sobresaltos, opciones y sentimientos y vivir el resto de tu vida en consonancia con ellos, y sobre todo no hacer daño a la persona amada.
-¿Es eso el amor según William Parrish?
+Multiplícalo por infinito, llévalo hasta el fin de la eternidad y apenas tendrás un atisbo de que hablo.
-Esas fueron mis palabras.
+Ahora son mías, ahora son mías...
Asegurado al 100%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.