29 febrero, 2012

Si te das por aludida no es mi problema.

Se cree el ladrón que todos son de su condición.
Eres la primera que dice que las cositas a la cara pero a su vez eres la primera que va diciendo cosas por la espalda. No eres más hipócrita porque el día no es más largo.
Si ahora resulta que soy una guarra o una puta por perseguir mis sueños, por intentar conseguir lo que quiero hasta que lo tenga; adelante, llámame lo que quieras, pero ten en cuenta que al final me acabaré enterando.
Ahora no vengas a ponerme buena cara y a hacerte pasar por la típica niña buena que todos creen que eres.
Se supone que estás en contra de ciertas cosas, pero eres la primera en hacerlas o decirlas. Ten claros tus ideales y después habla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.