14 diciembre, 2011

Tenías razón.

Acertabas en que te equivocabas, y te equivocabas en que acertabas.

Al menos hay personas que no te echan el humo a la cara. Ahora cambia "el humo" por "sus problemas". Preocúpate de lo que realmente te interesa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.