22 mayo, 2012

Irradio falsa alegría.

¿Te sientes bien contigo misma? Yo no. No sabría decirte por qué, es sólo que cuando menos te lo esperes estaré mirando hacia abajo para que no me veas llorar, cuando creas que estoy alegre porque sonrío será mentira, cada minuto que pasa me estoy muriendo por dentro. Acabaré deshaciéndome entre llantos, penas y cosas lúgubres. Si, ya sé que soy estúpida, imbécil y todas esas cosas preciosas que me dedica la gente a mi espalda, pero ¿por qué? Si tú nunca te has sentido así te aplaudo y a la vez me entristece, ya que eso significa que nunca has sentido nada por nadie; y cuándo digo nada, no me refiero sólo al amor, si no a todo lo habido y por haber que se pueda sentir.
¿Alguien puede terminar esta frase? Eres una ilusa estúpida porque... (Continúala, por favor.)
La gente llora la ausencia de sonrisas, yo lloro la ausencia de sinceridad. Hay mentiras piadosas, mentirijillas, pero también hay mentiras crueles, que aún sabiendo que duelen, a corto o largo plazo, las sueltas por esa bocaza.
Antes le daba muchísima importancia a mi sonrisa, ahora me puedo tirar horas sin esbozarla si quiera. ¿Solución? Acostumbrarse; como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.