31 enero, 2012

Es privilegio de los bufones decir verdades que todos callan.

Ahora me toca reírme a mi, ahora me toca disfrutar mientras actúo para que todo se convierta en una sarta de mentiras. Solo tres saben parte de la verdad, el resto solo conoce mi nombre.
El desorden almuerza con la abundancia, cena con la pobreza y se acuesta con la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.