19 julio, 2010

Verano.

Al igual que los animales los humanos parecemos tener también época de apareamiento. El verano. ¿Os habéis dado cuenta, verdad? En verano todo el mundo empieza con los llamados "rolletes" o con una relación no muy seria. Esto me hace pensar que... En realidad no somos tan distintos a los animales, de hecho si descendemos de el mono, somos iguales. En verano sube el censo y toda esa mierda, al igual que cuando España ganó el ansiado mundial, me juego el cuello y no lo pierdo, a que la natalidad, subirá pasados nueve meses desde esa fecha, al igual que las peluquerías habrá ganado un pastón con las apuestas de
"Si España gana el mundial, me rapo"
"Si España gana el mundial, me corto el pelo de tal manera"
Y como no:
"Si España gana el mundial, me voy a dar una clase de fiestón que a la mañana siguiente no me voy a acordar de absolutamente nada"
¿Para qué coño te sirve no acordarte? Si lo que mola es acordarse y si has metido la pata o has hecho mucho el gamba, por dejarte llevar por el buen rollo que se respira, recordarlo y reírte de eso, reírte de ti mismo. Pero dejemos que la sociedad superfluya a ver donde acabamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.